¿Qué pasaría si el policía de la foto fuera cubano?

del muro de Justo Cruz https://www.facebook.com/justo.cruz.73

Estás reflexiones las escribí hace ya algunos años y como los policías estadounidense siguen haciendo historia las vuelvo a compartir con ustedes. Voy a adaptar el título y el contenido a la foto que sigue.

¿Qué pasaría si el policía de la foto fuera cubano?

Imaginemos esta macabra escena en La Habana y hagámonos la pregunta, ¿qué hubiese pasado si este policia en vez de ser un teniente de la policía estadounidense, fuera un teniente de la policía de La Habana? ¿Qué pasaría si esas horripilantes escenas que vemos a diario donde los policías antimotines norteamericanos arremeten con toda brutalidad contra manifestantes, en vez de ser en los Estados Unidos fueran en Cuba?

Si en vez de ser un policía norteamericano fuera un policía cubano y los manifestantes fueran esas “luchadoras Damas por el Verde” (disculpe, quise decir las Damas de Blanco), entonces otro gallo cantaría. Comenzarían las injurias contra Cuba y las arengas sobre los derechos humanos y la libertad de expresión. Diarios como El País de España o el Süddeutscher Zeitung de Alemania publicarían la escena en la primera plana. Las campañas mediáticas para desacreditar a Cuba y a la Revolución no se harían esperar. Los grandes medios comenzarían a reportar sobre la brutalidad de la policía cubana y Raúl Castro por supuesto fuera el culpable. Algunos políticos europeos comenzarían a hablar de sanciones mientras que Trump exigiría del gobierno de La Habana que respetara el derecho de los cubanos a manifestarse.

Pero no, esta escena no es en Cuba, esta escena es en los Estados Unidos de América y por eso aunque la veamos en los titulares de los grandes medios pasará inadvertida porque ese país como es el más poderoso del planeta lo puede todo. Ellos pueden hacer y deshacer a sus antojos y esos policias lo saben. Ellos saben que se pueden dar el lujo de repetir esa escena cada vez que le venga en gana, porque ellos son como Rambo, inmortales y ellos saben que la Casa Blanca lo respalda y como los de la Casa Blanca mandan en el mundo, ese policia y sus colegas antimotines están a salvo de toda condena.

Esta es la triste realidad que nos ha tocado vivir desde que esos fanfarrones de Norteamérica se han apoderado del universo. Nuestra triste y cruda realidad. Parece una pesadilla pero es la triste realidad de un mundo donde las guerras y el terrorismo vuelven a estar a la orden del día como la cosa más normal del mundo.

El país más poderoso del planeta engaña al mundo entero, lo manipula, lo corrompe, lo engatusa, lo pervierte, contamina el medio ambiente como ningún otro país, mantiene a personas inocentes en sus cárceles, aplica la pena de muerte a cientos de asesinos pero también a cientos de inocentes, viola el espacio aéreo y la soberanía nacional de otras naciones incluyendo la de sus marionetas, invade a naciones soberanas, no respeta a los amigos y sataniza a sus enemigos, lanza bombas y cohetes “inteligentes” donde y cuando le venga en gana, asesina a presidentes elegidos constitucionalmente, crea y protege terroristas, origina crisis económicas, inventa enemigos para crear guerras y apoderarse de los recursos naturales de otras naciones, convierte a mercenarios en rebelde y guerras civiles en revoluciones. Ellos pueden ser los más grandes exportadores de armas del mundo y al mismo tiempo prohibir a otros países el derecho de crear su propio sistema de defensa para así destruirlos con más facilidad. Pueden además darse “el lujo” de haber sido el único país del mundo que ha arrojado bombas atómicas contra pueblos indefensos y al mismo tiempo decidir que país puede desarrollar o no su energía atómica con fines pacíficos mientras que ellos perfeccionan sus armas de destrucción masiva, incluidas las atómicas.

El mundo entero sabe que tanto los policías como los soldados estadounidenses son intocables, y ellos lo saben. Ellos podrán seguir cometiendo sus desmanes impunemente. Ese policía podrá seguir roceando gas pimienta a manifestantes y los soldados del Pentágono podrán seguir sembrando el terror en el mundo porque el Imperio los ampara y ellos son los que dictan y mandan y nosotros estamos ahí para acatar sus barbaridades por muy nefastas e impúdicas que estas sean.

¡God bless America y a las barbaridades que cometen!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s